préstamos hipotecarios

0 Comentarios

Banco malo en España: qué? cómo? cuándo?

El próximo 1 de diciembre entrará en funcionamiento el banco malo español cuyo principal objetivo será liberar del peso del ladrillo a las entidades financieras nacionalizadas o que tengan déficit de capital para que éstas vuelvan a dedicarse a su principal negocio, que no es otro que conceder créditos.

Este es al menos el mensaje más repetido desde las filas del Gobierno: “el banco malo -dicen-busca desintoxicar el sistema financiero para que en los balances de las entidades bancarias se eliminen los activos tóxicos vinculados al ladrillo y que, de esta forma, el crédito vuelva a fluir”.

En la actualidad, la mayoría de los bancos destinan gran parte de sus recursos a cubrirse contra las pérdidas que les causan los famosos “activos tóxicos”, de tal forma que les queda poco capital para prestar.

Esta Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) lo que hará será asumir estos activos, cuyo importe se estima cercano a los 70.000 millones de euros. Un dinero, espera el Gobierno, que termine finalmente llegando a la economía real en forma de préstamos a empresas y familias.

Una necesidad de que vuelva a fluir el crédito que se hace cada vez más acuciante. Según los últimos datos aportados por el Banco Central Europeo, la concesión de préstamos al sector privado continuó cayendo en septiembre en la zona del euro. Se contrajo en concreto un 0,8% frente al 0,6% de agosto. Y las perspectivas no son nada positivas. Al menos las que se desprenden de la última encuesta sobre condiciones del crédito que realiza el BCE.

Según lo recopilado por el organismo regulador europeo, el 17% de los bancos encuestados planea reducir, aún más, el crédito que conceden a las empresas mientras que el 9% restringirá la concesión de préstamos y créditos personales.

Datos que contrastan claramente con la concesión de préstamos a las entidades públicas. Y es que, mientras que el crédito a empresas y familias se reduce drásticamente, el concedido al sector público no para de subir. Desde el comienzo de la crisis, en 2007, hasta el pasado año, esta partida ha aumentado en cinco puntos, al pasar del 5,4% del crédito al sector público en 2007 al 10,4%, en el 2011. Ver mas

0 Comentarios

¿Qué necesito saber antes de contratar un producto o servicio financiero?

Siempre conviene informarse bien antes de tomar decisiones financieras. Equivocarse le impedirá lograr sus objetivos e incluso pondrá en riesgo su seguridad económica.

Antes de contratar cualquier producto, asegúrese de que sea el más apropiado para usted. Preste especial atención al coste – comisiones, tipo de interés o importe de la prima – y al plazo, así como los riesgos inherentes que implique. ¿Concuerdan con sus posibilidades y necesidades? En caso de un depósito o una inversión, ¿qué posibilidades tendrá para retirar todo o parte del dinero antes de que acabe el plazo y con qué penalización?

Si tiene dudas, pida que se las aclaren. Nunca contrate un producto financiero que no comprende.

  • Cuando contrata usted un producto o servicio, tiene derecho a recibir un ejemplar del contrato en el que vienen detalladas todas las condiciones de la operación. Además, es un derecho básico del cliente bancario recibir de la entidad de crédito toda la información necesaria para entender bien la operación o producto ofertado. Ver mas