préstamo hipotecario

0 Comentarios

Hipotecas Premium de Banesto

Hipotecas Premium de BanestoA través de las Hipotecas Premium podrá financiar:

  • Adquisición de su vivienda habitual.
  • Adquisición de segunda vivienda.
  • La construcción de su vivienda (autoconstrucción).
  • Adquisición de otros inmuebles.

Con unas condiciones preferentes:

  • Interés variable: se va adaptando a la evolución del mercado.
  • Financiación de hasta el 80% (para vivienda habitual) del valor de tasación o compraventa del inmueble que se adquiere.
  • Con un plazo de hasta 30 años.
  • Comisión de apertura desde 0,50%.
  • Podrá mejorar las condiciones de su hipoteca en función a los productos y servicios establecidos por la entidad*, que bonifican en cada revisión anual de la misma. Ver mas

0 Comentarios

Hipoteca Autoconstrucción de Banesto

Construya su casa sin pagar más intereses de los necesarios.

Ventajas:

  • Puede ir disponiendo del importe de la hipoteca según lo necesite para la construcción.

Le ofrecemos:

  • Disposición inicial que es la que se efectúa en el momento de la firma del préstamo.
  • Disposición/es intermedias, se efectúan a medida que se realizan las obras, en función del incremento del valor de tasación experimentado por la vivienda en construcción.
  • Disposición final: por un importe mínimo del 10% del préstamo. Se efectúa una vez se finalizan las obras y se entrega la correspondiente documentación acreditativa.

Carencia:

  • Hasta 36 meses de carencia en los que sólo pagará intereses por el capital dispuesto, durante el período estimado que dura la construcción, con lo que disfrutará de unas cuotas mensuales muy cómodas.

Plazo: Ver mas

0 Comentarios

Hipoteca Segunda Vivienda

Hipoteca Segunda Vivienda Banesto ofrece la mejor alternativa para la compra de su Segunda Vivienda y así disfrutar de sus vacaciones o fines de semana. Una financiación a su medida, para una vivienda a su medida.

Le facilitamos la financiación que precisa para comprar la vivienda que desea.

  • Con un Interés variable que se va adaptando a la evolución del mercado.
  • Financiación hasta el 70% del valor de tasación o compraventa de la vivienda que se adquiere.
  • Hasta 30 años
  • Aproveche la oportunidad de mejorar el tipo de interés con la Hipoteca Bonificada. Ver mas

0 Comentarios

Hipoteca Primera Vivienda

Hipoteca Primera ViviendaCompre su casa con la ayuda de Banesto. Nosotros nos ocupamos de ofrecerle la solución que mejor se adapte a sus necesidades.
Banesto facilita la financiación que precisa para comprar la vivienda que desea.

Puede elegir el tipo de interés que más se adapte a sus necesidades.

  • Interés variable: se va adaptando a la evolución del mercado.
  • Interés fijo: aseguras el mismo tipo para toda la vida de la operación.

Financiación hasta el 80% del valor de tasación o compraventa de la vivienda que se adquiere.
Hasta 30 años.

Aproveche la oportunidad de mejorar el tipo de interés con la Hipoteca Bonificada. Ver mas

0 Comentarios

Saber mas sobre: La Hipoteca inversa

La hipoteca inversa es un producto financiero que concede un crédito, con una renta mensual acordada, a personas mayores con la garantía de la vivienda en la que viven, respetando la propiedad del titular hasta su fallecimiento, tras el cual los herederos deben restituir el crédito o bien vender la propiedad.

Están diseñadas para personas de al menos 62 años de edad y que la hipoteca sobre la vivienda haya sido pagada por completo.

Para muchos expertos, la hipoteca inversa se ha convertido en una solución, en un momento en el que los inmuebles representan el 80% del patrimonio de las familias y la pensión media que abona la Seguridad Social ronda los 687 euros al mes, lo que no alcanza para cubrir todas las necesidades de los ancianos, especialmente los cuidados por parte de personal especializad. Ver mas

0 Comentarios

Qué es la Central de Información de Riesgos (CIR) y sus objetivos

La Central de Información de Riesgos (CIR) es un servicio público que gestiona una base de datos en la que constan, prácticamente, todos los préstamos, créditos, avales, y riesgos en general que las entidades financieras tienen con sus clientes. La Central de Información de Riesgos (CIR) es un reflejo de lo que tienen sobre usted las entidades en sus bases de datos.

Para cada uno de esos riesgos, las entidades que los declaran facilitan la información más relevante, incluyendo la identificación del cliente. Por ejemplo, si usted es titular de un préstamo hipotecario, su nombre y su número de identificación fiscal estarán registrados en la Central de Información de Riesgos (CIR), junto al importe que sume su deuda (en miles de euros redondeados) a final de cada mes.

La información de la Central de Información de Riesgos (CIR) está protegida por importantes medidas que garantizan su calidad, seguridad y confidencialidad. Esto es así por obligación legal. Además, el Banco de España ha considerado siempre esos objetivos como propios.

Objectivos – La Central de Información de Riesgos (CIR) tiene dos objetivos fundamentales: Ver mas

0 Comentarios

Sobre la reunificación de deudas

Actualmente pueden verse multitud de anuncios en los medios de comunicación ofreciendo reunificar todas las deudas y reducir el coste total de dichas financiaciones.

Esta práctica de reunificación no es nueva. Los bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito, desde siempre, ante riesgos de impago o problemas anunciados por sus deudores para hacer frente al cumplimiento de sus obligaciones, ofrecen alternativas a sus clientes para modificar las condiciones de pago pactadas y superar una dificultad sobrevenida a la hora de satisfacer sus diversos pagos.

La fórmula suele consistir en ampliar el préstamo hipotecario existente o bien concertar uno nuevo, y con los nuevos fondos obtenidos devolver anticipadamente los saldos pendientes del resto de préstamos (personales, procedentes del uso de tarjetas de crédito y, en el caso de un nuevo préstamo hipotecario, cancelar el anterior). Así se pasa a pagar una sola cuota, en lugar de varias como anteriormente.

0 Comentarios

¿Cómo se paga un préstamo hipotecario?

Hay distintas formas de devolver (o amortizar) un préstamo hipotecario. La modalidad depende de la periodicidad de las cuotas (normalmente se pagan cada mes) y de la variación de su importe a lo largo del tiempo (si son constantes, crecientes o decrecientes). Otra posible opción es establecer un período inicial de carencia, durante el cual no se devuelve el capital sólo se pagan intereses, o bien no se paga nada.

Lo más habitual es que los préstamos recibidos de entidades de crédito se devuelvan mediante el pago de cuotas periódicas constantes (cada cierto tiempo, por lo general cada mes), en cuyo importe se incluye  una parte de intereses y otra parte de capital. Esta modalidad de devolución se conoce con el nombre de “sistema francés”.

Si usted va pedir un préstamo hipotecario, debería reflexionar sobre cuáles son sus expectativas de ingresos durante la vida de la operación y la seguridad de los mismos, y elegir en consecuencia el plan de amortización que más le convenga, de entre los que le ofrezca su entidad.

En todo caso, si contrata un préstamo a interés variable, cuando los tipos hipotecarios sean muy bajos debe prever un cierto margen para poder hacer frente a eventuales subidas.

Si la hipoteca es un crédito, la forma es distinta y podrá disponer de las cantidades que desee hasta el límite pactado, que podrá ir devolviendo, con sus intereses, hasta la fecha de su vencimiento.

No olvide que si así se ha pactado, podrá hacer reembolsos anticipados de su préstamo.

1 Comentarios

¿Cómo se fijan los tipos de interés para los préstamos hipotecarios?

En España, la gran mayoría de los préstamos hipotecarios se firman a tipo de interés variable, relacionado con un tipo de interés oficial de referencia. Los más habituales son el EURIBOR a un año , y el tipo de interés medio mensual de los préstamos hipotecarios concedidos por los bancos o las cajas de ahorro.

Los préstamos con garantía hipotecaria contratados a tipo de interés variable se revisan de acuerdo con las condiciones estipuladas en el contrato, normalmente cada semestre o cada año.

Para aumentar la transparencia del mercado, se han ido estableciendo unos tipos de interés oficiales de referencia para el mercado hipotecario (Resolución BE 21/1/1994 y CBE 8/90 -Anexo VIII-, modificada posteriormente por las CBE 5/94, 7/99 y 1/2000), que se publican todos los meses en el Boletín Oficial del Estado y son válidos a partir del día de su publicación.

El tipo de referencia más utilizado es el EURIBOR a un año, pero también se difunden los tipos de los préstamos hipotecarios, a más de 3 años, de bancos y cajas de ahorros para la adquisición de vivienda libre; los tipos de rendimiento interno de la deuda pública en el mercado secundario con vencimiento entre 2 y 6 años; el Indicador CECA, tipo activo; el tipo medio de los préstamos hipotecarios, a más de tres años, del conjunto de entidades y el MIBOR a un año (que ya sólo tiene carácter oficial para préstamos hipotecarios formalizadas con anterioridad al 1 de enero de 2000 y que es prácticamente idéntico al EURIBOR).

Los índices EURIBOR, MIBOR y de rendimiento interno de la deuda pública en el mercado secundario con vencimiento entre 2 y 6 años se publican en el BOE la primera semana de cada mes y el resto de índices, en torno al día 21.

El Banco de España publica todos los meses el valor de los índices oficiales y su fecha de entrada en vigor.

0 Comentarios

¿Es obligatorio contratar un seguro a favor de una entidad financiera cuando se suscribe una hipoteca?

Con carácter general, no existe ninguna norma que obligue a formalizar ningún contrato de seguro al suscribir un préstamo hipotecario o al subrogarse en otro preexistente.

No obstante, suele ser habitual que una entidad, para conceder un préstamo, exija del prestatario el cumplimiento de uno o varios requisitos adicionales (tales como domiciliar una nómina, contratar un plan de pensiones, contratar uno o varios seguros de determinadas características, etc.).

Por tanto, se debe verificar si la obligación de contratar dicho seguro figura o no pactada en las condiciones contractuales y, en caso afirmativo, también debe verificarse en qué términos está contemplada.

Igualmente, se debe contrastar si se regula la posibilidad de cambiar en el futuro de entidad aseguradora. Aunque se haya pactado la necesidad de mantener el seguro en vigor durante toda la vida del préstamo, no hay impedimento para que no se contemple la posibilidad de cambiar de aseguradora. Normalmente se exige para ello el visto bueno de la prestamista a la nueva compañía.

En todo caso, una vez formalizada la operación, las obligaciones de las partes se regirán por las cláusulas y condiciones que se hayan suscrito en los correspondientes documentos contractuales.

0 Comentarios

¿Cuáles son los requisitos para acogerse a las ayudas ofrecidas por el Gobierno para pagar las hipotecas?

Las últimas medidas de ayuda aprobadas para el pago de hipotecas vienen recogidas en el Real Decreto 1975/2008:

“Artículo 5. Condiciones para acogerse a la medida.

Los deudores de préstamos hipotecarios a los que se refiere el artículo 3 de este real decreto deberán encontrarse en alguna de las siguientes situaciones con anterioridad al 1 de enero de 2010 para poder beneficiarse de las medidas contempladas en este capítulo:

  • Ser trabajador por cuenta ajena en situación legal de desempleo y encontrarse en esta situación, al menos, durante los tres meses inmediatamente anteriores a la solicitud, así como tener derecho a prestaciones por desempleo, contributivas o no contributivas.
  • Ser trabajador por cuenta propia que se haya visto obligado a cesar en su actividad económica, manteniéndose en esa situación de cese durante un período mínimo de tres meses.
  • Ser trabajador por cuenta propia que acredite ingresos,  íntegros inferiores a tres veces el importe mensual del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples durante, al menos, tres mensualidades.
  • Ser pensionista de viudedad por fallecimiento ocurrido una vez concertado el préstamo hipotecario y, en todo caso, en fecha posterior al 1 de septiembre de 2008.

En el artículo 3 del capítulo II, Moratoria en el pago de los préstamos hipotecarios, se establece: “en todo caso, la aplicación de estas medidas exigirá el previo acuerdo entre el interesado y la entidad de crédito acreedora”.