hipoteca

1 Comentarios

Amortización anticipada – Qué es y cómo se hace

Los clientes tienen la posibilidad de cancelar anticipadamente un préstamo o una hipoteca. Normalmente se dan porque la situación económica del titular del préstamo ha cambiado y pasa a disponer de ingresos que le permiten saldar su deuda antes de tiempo.

Pero también se puede dar por un cambio en la situación del mercado que facilita al titular conseguir un nuevo préstamo en mejores condiciones, de manera que decide solicitar este nuevo y liquidar el que había solicitado en un primer momento.

  • ¿Qué formas hay de cancelar un préstamo?

Hay dos maneras de llevarla a cabo. Puede ser la cancelación total o la parcial:

  1. La cancelación total implica que el titular devuelve anticipadamente a la entidad financiera todo el importe del préstamo pendiente de pago.
  2. La cancelación parcial anticipada permite reducir las cuotas pendientes de pago y, por tanto, el coste total del préstamo. Las entidades financieras suelen poner límites mínimos a los importes de las amortizaciones parciales, que pueden oscilar entre el 10 y el 25% de la deuda viva.
  • ¿Cómo se solicita la amortización anticipada? Ver mas

0 Comentarios

Hipoteca Primera Vivienda

Hipoteca Primera ViviendaCompre su casa con la ayuda de Banesto. Nosotros nos ocupamos de ofrecerle la solución que mejor se adapte a sus necesidades.
Banesto facilita la financiación que precisa para comprar la vivienda que desea.

Puede elegir el tipo de interés que más se adapte a sus necesidades.

  • Interés variable: se va adaptando a la evolución del mercado.
  • Interés fijo: aseguras el mismo tipo para toda la vida de la operación.

Financiación hasta el 80% del valor de tasación o compraventa de la vivienda que se adquiere.
Hasta 30 años.

Aproveche la oportunidad de mejorar el tipo de interés con la Hipoteca Bonificada. Ver mas

0 Comentarios

¿Se puede redondear el tipo de interés de referencia en las revisiones de las hipotecas a tipo variable?

La Ley de Medidas de Reforma del Sistema Financiero aprobada en 2002 establece que el tipo de interés variable de las hipotecas formalizadas a partir de su entrada en vigor se podrá redondear como máximo al octavo de punto más próximo -al alza o a la baja- en el momento de su revisión periódica.

0 Comentarios

¿Es obligatorio contratar un seguro a favor de una entidad financiera cuando se suscribe una hipoteca?

Con carácter general, no existe ninguna norma que obligue a formalizar ningún contrato de seguro al suscribir un préstamo hipotecario o al subrogarse en otro preexistente.

No obstante, suele ser habitual que una entidad, para conceder un préstamo, exija del prestatario el cumplimiento de uno o varios requisitos adicionales (tales como domiciliar una nómina, contratar un plan de pensiones, contratar uno o varios seguros de determinadas características, etc.).

Por tanto, se debe verificar si la obligación de contratar dicho seguro figura o no pactada en las condiciones contractuales y, en caso afirmativo, también debe verificarse en qué términos está contemplada.

Igualmente, se debe contrastar si se regula la posibilidad de cambiar en el futuro de entidad aseguradora. Aunque se haya pactado la necesidad de mantener el seguro en vigor durante toda la vida del préstamo, no hay impedimento para que no se contemple la posibilidad de cambiar de aseguradora. Normalmente se exige para ello el visto bueno de la prestamista a la nueva compañía.

En todo caso, una vez formalizada la operación, las obligaciones de las partes se regirán por las cláusulas y condiciones que se hayan suscrito en los correspondientes documentos contractuales.

0 Comentarios

¿Cuáles son los requisitos para acogerse a las ayudas ofrecidas por el Gobierno para pagar las hipotecas?

Las últimas medidas de ayuda aprobadas para el pago de hipotecas vienen recogidas en el Real Decreto 1975/2008:

“Artículo 5. Condiciones para acogerse a la medida.

Los deudores de préstamos hipotecarios a los que se refiere el artículo 3 de este real decreto deberán encontrarse en alguna de las siguientes situaciones con anterioridad al 1 de enero de 2010 para poder beneficiarse de las medidas contempladas en este capítulo:

  • Ser trabajador por cuenta ajena en situación legal de desempleo y encontrarse en esta situación, al menos, durante los tres meses inmediatamente anteriores a la solicitud, así como tener derecho a prestaciones por desempleo, contributivas o no contributivas.
  • Ser trabajador por cuenta propia que se haya visto obligado a cesar en su actividad económica, manteniéndose en esa situación de cese durante un período mínimo de tres meses.
  • Ser trabajador por cuenta propia que acredite ingresos,  íntegros inferiores a tres veces el importe mensual del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples durante, al menos, tres mensualidades.
  • Ser pensionista de viudedad por fallecimiento ocurrido una vez concertado el préstamo hipotecario y, en todo caso, en fecha posterior al 1 de septiembre de 2008.

En el artículo 3 del capítulo II, Moratoria en el pago de los préstamos hipotecarios, se establece: “en todo caso, la aplicación de estas medidas exigirá el previo acuerdo entre el interesado y la entidad de crédito acreedora”.