créditos rápidos

1 Comentarios

Cuatro consejos para superar “El Enero”

Trucos para salvar un poco el nivel de la pendiente y respirar un poco tranquilos. Aquí mostramos algunos de ellos:

    • Fraccionar los pagos de la tarjeta de crédito: consiste en dividir la deuda para pagarla durante un tiempo determinado. Normalmente, las entidades bancarias otorgan un máximo de 12 meses. Si bien algunas no gravan la deuda, otras pueden aplicar intereses de hasta el 25%.
    • Obtener tarjetas de fidelización: grandes establecimientos como El Corte Inglés, Carrefour, Fnac, Decathlon, Alcampo, Eroski e Ikea, entre otros, además de agencias de viajes y compañías aéreas disponen de tarjeta de crédito propia. En algunos casos permiten dividir los pagos hasta en 18 meses sin ningún tipo de interés.
    • Contratación de préstamos personales: varias empresas se dedican a la financiación de créditos rápidos, sería el caso de Cofidis y BIGBANK, que pueden hacer efectivo el dinero en aproximadamente 48 h. Con todo, es preciso revisar a fondo las condiciones de estos tipos de préstamos antes de firmarlos.
    • Minipréstamos: muchas veces un gasto imprevisto da un golpe a la economía familiar en el momento más inoportuno. Para hacerles frente una posibilidad son los minipréstamos, créditos de hasta 600 euros a devolver en un corto periodo de tiempo, unos 21 días. Si bien se conceden de forma rápida, incluso a través de Internet y por SMS, los intereses a pagar son bastante elevados.

      Sea como fuere, lo mejor es intentar aplicar el sentido común e intentar ajustarse la economía familiar. Así, es conveniente:

      • Eliminar gastos superfluos
      • Limitar las compras
      • No hacer adquisiciones impulsivas

      Reflexionar si realmente se necesita una prenda, por muy rebajada que esté, antes de adquirirla o llevar una lista de la compra con lo necesario al supermercado son pequeños gestos que pueden colaborar en el ahorro diario.

      0 Comentarios

      ¿Hay límites para los tipos de interés aplicados en los créditos rápidos?

      No hay ningún tope legal para los tipos de interés en los créditos rápidos o en cualquier otro tipo de crédito.  Ahora bien, los créditos a un consumidor desde 150 hasta 20.000 euros deben cumplir determinadas condiciones recogidas en la Ley de Crédito al Consumo. Por ejemplo, los contratos deben constar por escrito, incluso aunque se hagan al margen de las entidades de crédito, y el consumidor debe tener un ejemplar.

      El contrato ha de incluir necesariamente:

      • Las condiciones esenciales del contrato.
      • La Tasa Anual Equivalente o T.A.E. (o, al menos, el tipo de interés nominal anual, los gastos aplicables desde el momento en que se celebre el contrato y las condiciones en que podrán cambiarse).

      El número y fecha o periodicidad de los pagos que debe realizar el consumidor para devolver el crédito, así como su importe total, cuando sea posible.  Los elementos que componen el coste total del crédito, especificando cuáles se incluyen en el cálculo de la T.A.E.

      La empresa que ofrezca un crédito a un consumidor está obligada a entregarle antes de la firma del contrato, si se le solicita, un documento con las condiciones del crédito. Ese documento  se considerará oferta vinculante (es decir, que obliga al que la hace a respetar las condiciones) durante diez días hábiles. Asimismo, la publicidad sobre estos créditos deberá mencionar la T.A.E, siempre que haga referencia al tipo de interés o al coste del crédito.