Tipos de interés

0 Comentarios

Tipo de interés II

Tipo de interés fijo y tipo de interés variable

  • Los conceptos de tipo de interés fijo y variable se explican por sí mismos. Las operaciones a interés fijo son aquéllas en las que el interés se calcula aplicando un tipo único o estable durante todo lo que dura el préstamo o el depósito.
  • En las de interés variable, el tipo cambia a lo largo del tiempo. En este caso, el tipo de interés  que se aplica en cada periodo de tiempo suele expresarse como la suma de un índice o tipo de interés de referencia y un porcentaje o margen diferencial (habitualmente constante).

La duración de cada uno de los períodos en los que se mantiene el tipo de interés, así como el diferencial que se aplica, puede ser mayor o menor. También existen operaciones mixtas. En algunas se pacta un tipo fijo para un periodo inicial, y un tipo variable para el resto del plazo. En otros casos un porcentaje de la operación (por ejemplo el 30%) es a tipo fijo y el resto del importe (en este caso sería el 70%) lo es a tipo variable. De cualquier modo, en España las condiciones de los préstamos son libres y pueden negociarse de forma autónoma entre las partes. Ver mas

0 Comentarios

Tipo de interés I

Tipo de interés simple y tipo de interés compuesto

  • En una operación con interés simple, los intereses liquidados no se suman periódicamente al capital (se cobran sin más), y por tanto no generan nuevos intereses.
  • En una operación con interés compuesto, los intereses en cada período se suman al capital inicial para producir con ellos nuevos intereses.

Ejemplo: Préstamo de 1.000 euros, con devolución del capital dos años después, al 5 % de tipo de interés anual.
Interés simple. Los intereses se liquidan al final de cada año, por lo que la cantidad a pagar/cobrar cada uno de los dos años de la operación sería de 50 euros.

Interés compuesto. Los intereses del primer año no se pagan y su importe se suma al principal para generar nuevos intereses:

  • Intereses del primer año: 5 % de 1.000 euros = 50 euros
  • Principal al principio del segundo año: 1000+50= 1050
  • Intereses del segundo año: 5 % de 1.050 euros = 52,5 euros
  • Intereses a pagar al final del segundo año:50+52,5=102,5 euros Ver mas

0 Comentarios

¿Cómo se puede comprobar si una entidad de crédito ha aplicado correctamente el tipo de interés estipulado?

Para comprobar si la entidad de crédito ha aplicado el tipo de interés estipulado correctamente se puede proceder de la forma siguiente, al margen de esos trámites administrativos, el ejercicio de la actividad bancaria exige cumplir, entre otros, los siguientes requisitos:

  • Ver en la escritura cuál es la fecha de revisión del tipo de interés variable (normalmente vendrá recogida en la cláusula financiera tercera de la escritura de préstamo hipotecario, sobre “intereses ordinarios”. Si no viene explícita, ver la fecha de firma).
  • Ver en la escritura cuál es el tipo oficial pactado, el diferencial y comprobar si dice “se aplicará el publicado antes de la fecha de revisión o el publicado x meses antes de la fecha de revisión”. El tipo de interés estipulado vendrá recogido, normalmente, en la cláusula tercera bis de la escritura de préstamo hipotecario.
  • Si dice solo “publicado o publicado en el BOE”, es uno de los tipos de referencia oficiales que el Banco de España publica todos los meses dentro de la sección Tipos de interés y tipos de cambio de su página en Internet, pero si dice “publicado en el Boletín de Anotaciones ” no corresponde a los oficiales.
  • Es importante destacar que los tipos de referencia oficiales se consideran difundidos oficialmente el día de su publicación en el BOE, aunque hayan sido divulgados en los periódicos con anterioridad.
  • Si en la escritura pone “publicado en el Boletín del Mercado de Deuda Pública de la fecha de revisión” deberá consultarse el tipo en el Boletín o dirigirse a Información Estadística del Banco de España.

1 Comentarios

¿Cómo se fijan los tipos de interés para los préstamos hipotecarios?

En España, la gran mayoría de los préstamos hipotecarios se firman a tipo de interés variable, relacionado con un tipo de interés oficial de referencia. Los más habituales son el EURIBOR a un año , y el tipo de interés medio mensual de los préstamos hipotecarios concedidos por los bancos o las cajas de ahorro.

Los préstamos con garantía hipotecaria contratados a tipo de interés variable se revisan de acuerdo con las condiciones estipuladas en el contrato, normalmente cada semestre o cada año.

Para aumentar la transparencia del mercado, se han ido estableciendo unos tipos de interés oficiales de referencia para el mercado hipotecario (Resolución BE 21/1/1994 y CBE 8/90 -Anexo VIII-, modificada posteriormente por las CBE 5/94, 7/99 y 1/2000), que se publican todos los meses en el Boletín Oficial del Estado y son válidos a partir del día de su publicación.

El tipo de referencia más utilizado es el EURIBOR a un año, pero también se difunden los tipos de los préstamos hipotecarios, a más de 3 años, de bancos y cajas de ahorros para la adquisición de vivienda libre; los tipos de rendimiento interno de la deuda pública en el mercado secundario con vencimiento entre 2 y 6 años; el Indicador CECA, tipo activo; el tipo medio de los préstamos hipotecarios, a más de tres años, del conjunto de entidades y el MIBOR a un año (que ya sólo tiene carácter oficial para préstamos hipotecarios formalizadas con anterioridad al 1 de enero de 2000 y que es prácticamente idéntico al EURIBOR).

Los índices EURIBOR, MIBOR y de rendimiento interno de la deuda pública en el mercado secundario con vencimiento entre 2 y 6 años se publican en el BOE la primera semana de cada mes y el resto de índices, en torno al día 21.

El Banco de España publica todos los meses el valor de los índices oficiales y su fecha de entrada en vigor.

0 Comentarios

Más sobre el Tipo de pago

mas sobre el tipo de pagoJunto con el tipo de tarjeta y las comisiones, otro factor que se debe tener en cuenta es el tipo de pago, ya que de él depende un gasto mayor o menor en intereses y comisiones.

Las tarjetas de crédito permiten obtener dinero o realizar pagos hasta un límite determinado, aunque se carezca de fondos en la cuenta del banco. Después, en el plazo fijado, el cliente tiene la obligación de devolver el dinero del que ha dispuesto y, en su caso, los intereses. El usuario puede realizar compras sin que éstas se reflejen de inmediato en su cuenta, tras haber acordado con el banco la fecha en que se pasará el cargo.

Las tarjetas de débito, por el contrario, registran en la cuenta asociada los pagos realizados o la retirada de fondos en el mismo momento en que se realizan. El cliente sólo puede utilizar el dinero depositado en una cuenta a la que está asociada la tarjeta. Si no tiene fondos, no podrá disponer del dinero, salvo que el banco decida anticipar esta cantidad, aunque esto provoca un descubierto en la cuenta, que genera intereses y comisiones.

En función del tipo de pago, se distingue:

Pago inmediato. Corresponde, sobre todo, a la tarjeta de débito, aunque también se puede solicitar utilizar la de crédito y que las compras se carguen de inmediato en la cuenta corriente. Es una forma de controlar el gasto, puesto que si el consumidor no tiene dinero, no puede gastarlo. Además, no lleva intereses aparejados. Ver mas

0 Comentarios

Mibor – Tipo interbancario de Madrid

El Mibor es un tipo interbancario que se fija a un año, entre los diferentes entes bancarios de Madrid. Este índice representa el precio que se le da al dinero del mercado interbancario de Madrid, y a éste precio las entidades bancarias hacen prestación del dinero. Este tipo interbancario se utiliza más en los préstamos hipotecarios, ya que son a tipo variable. El Mibor es publicado a diario por el Banco de España; sin embargo, a partir del primero de enero de 2002, dejó de ser la referencia oficial para los préstamos hipotecarios.; aunque actualmente siguen en curso préstamos referenciados al Mibor.

0 Comentarios

¿Qué es el Euribor?

Es el tipo de interés, al que se compra y vende el dinero en la zona euro, por ende es el precio que se le da a éste entre entidades bancarias. El Euribor es el resultado de una media simple de los valores diarios, junto con el tipo de interés del mercado mensual, el cual es publicado por la Federación Bancaria Europea.

Así, el interés a pagar será lo que marque el índice, más un punto porcentual. Si bien el Euribor es un elemento variable, mientras que el punto porcentual es un elemento fijo; es posible pactar un redondeo en las cifras de los dos. Se puede ver al Euribor como una referencia interbancaria a un año, lo que significa que regulariza operaciones de depósito que se hacen en euros, con plazos anuales.

Se calcula usando los datos de los 42 principales bancos europeos, y su valor mensual es muy utilizado como referencia para los préstamos bancarios. Dicho valor es actualmente del 1,420%, correspondiente a septiembre de 2010.