Preguntas frecuentes

2 Comentarios

¿qué compromisos adquirimos con la entidad prestamista y cuales son las obligaciones que tienen con el consumidor?

El prestamista tiene, en principio, una única obligación: la entrega del capital que presta. Si bien existe, en la práctica, otra complementaria, que es la gestión de ese préstamo, contabilizando la cuenta corriente de los ingresos que se hagan, liquidando intereses o comisiones pactadas, domiciliando recibos, notificando al prestatario los movimientos de cuenta, etc.

El prestatario, beneficiario del préstamo, tiene la obligación de devolver la cantidad prestada, con sus intereses, en los plazos que se establezcan. No obstante, la entidad financiera, se ve en la obligación de reducir sus riesgos al mínimo. De ahí que el solicitante esté obligado a informar de su situación económica, montante de sus ingresos, si están o no asegurados, si dispone de propiedades, avales o si tiene otros préstamos o deudas.

Todos los préstamos que conceden las entidades financieras se registran en el Banco de España y, habitualmente, se consultará este registro antes de conceder un nuevo préstamo. Este registro es el famoso CIRBE – Central de Información de Riesgos del Banco de España. En este punto, una advertencia importante: antes de realizar esta consulta, deberá solicitarse autorización por escrito al interesado, trámite que a veces se omite, y que puede dar lugar a la imposición de una multa a la entidad.

Ver mas

0 Comentarios

¿Cuáles son los tipos de préstamos personales?

Los préstamos personales se pueden clasificar en dos grupos en función de su del tiempo en que se tarda en obtener el dinero y las garantías que exija la entidad para garantizar el cobro del préstamo. También se pueden distinguir distintos tipos de préstamos teniendo en cuenta el tipo de interés que se les aplica que puede ser fijo, variable y mixto.

Préstamo personal

•    Capital financiado: 3.000 euros
•    Plazo de amortización: 1 año
•    T.A.E*: Entre 7’06% y 10’04%
•    Cuota mensual: Entre 260 y 264 euros
•    Intereses totales a pagar: Entre 116 euros y 172 euros

•    Capital financiado: 12.000 euros
•    Plazo de amortización: 5 años
•    T.A.E: Entre 7’06% y 10’04%
•    Cuota mensual: Entre 238 euros y 252 euros
•    Intereses totales a pagar: Entre 2.277 y 3.312 euros

*T.A.E.: Tasa Anual Equivalente. Incluye todos los gastos que se van a pagar por el préstamo (interés nominal, comisiones de estudio y apertura, seguro de vida, etc.).

A tener en cuenta: Algunas entidades bancarias ofrecen un solo tipo de crédito, independientemente del uso que se dará a la cantidad solicitada, y no disponen de créditos para estudios, la compra del coche o reformas. El interés aplicado en cada caso dependerá, pues, de la persona que pida el préstamo y de su historial bancario.

Préstamo coche

•    Capital financiado: 12.000 euros
•    Plazo de amortización: 5 años
•    T.A.E: Entre 8’06 y 9’84%
•    Cuota mensual: Entre 244 euros y 254 euros
•    Intereses totales a pagar: Entre 2.620 euros y 3.241 euros
Ver mas

0 Comentarios

¿Qué es la cuota mínima en un préstamo?

Aunque cada préstamo contempla en su definición un plazo máximo para su pago en ocasiones -cuando el importe solicitado es particularmente bajo- si se aplica ese máximo cada una de las cuotas resultaría demasiado reducida para resultar rentable su gestión por parte de la entidad.

Para evitar esta situación algunos préstamos consideran en sus condiciones un importe por debajo del cual no se permitirá que las cuotas queden fijadas. Este importe es el que se denomina cuota mínima.

Por supuesto el plazo del préstamo se reducirá consecuentemente.

0 Comentarios

¿Cómo funcionan los préstamos con cuota flexible?

Los préstamos con cuota flexible permiten, con ciertas limitaciones, aumentar o disminuir el importe de la cuota a pagar cada período.

Al aumentar la cuota durante un período de tiempo disminuirá tanto el plazo efectivo del préstamo como el total de los intereses que se habrá que pagar por el mismo, consecuentemente las disminuciones de la cuota aumentarán tanto el plazo como el total a desembolsar.

Ver mas

0 Comentarios

¿En que consiste y como funciona el aplazamiento de cuotas en un préstamo?

El aplazamiento de cuotas consiste en un mecanismo por el cual el titular puede dejar de pagar durante un corto período de tiempo las cuotas del préstamo para reanudarlas más adelante.  Esto se puede hacer manteniendo la cuota en el futuro (una vez reanudado el pago), con lo que se prolongaría la duración del préstamo o manteniendo el plazo pactado originalmente con lo que las nuevas cuotas necesariamente serán superiores.

Ver mas

1 Comentarios

¿Qué es el interés nominal de un depósito bancario?

La Tasa de Interés Nominal (T.I.N.) en un depósito bancario es la rentabilidad que se va a obtener mes a mes o en un período de tiempo determinado al invertir una cantidad de dinero. La TIN y la TAE coinciden cuando los intereses producidos se pagan al final de la vida del depósito, en cambio, cuando hay más de un pago, la TIN siempre es menor que la TAE.

0 Comentarios

¿Qué son los depósitos referenciados a un índice?

También llamado depósito indexado. Depósito bancario cuya rentabilidad viene fijada en función de un determinado índice bursátil o conjunto de índices. Habitualmente, los índices mayor utilizados como base para el cálculo de las rentabilidades, son: IBEX 35, EUROSTOXX 50, DOW JONES, NIKKEI 225, etc.

Ver mas

0 Comentarios

¿Son fiables los depósitos bancarios contratables desde Internet?

Si, ya que se trata de la misma operación que las operaciones realizadas a través de una sucursal bancaria física, lo único que cambia es el canal de contratación utilizado, trayendo con ello diferentes ventajas tanto al consumidor como a la entidad financiera.

No obstante, antes de llevar a cabo dicho contrato se debe leer cautelosamente toda la letra pequeña.

0 Comentarios

¿Qué es el T.A.E. de un depósito bancario?

La Tasa Anual Equivalente (T.A.E.) en un depósito bancario es una referencia orientativa del coste real de la inversión. Sirve para conocer su rendimiento y además se utiliza como valor de referencia para comparar con otros depósitos y saber cuál puede ser más rentable.

En productos ahorro: Recoge las liquidaciones de pago. Concretamente, es la tasa que realmente produce el dinero en juego. Aitor Beldarraín Begoña, delegado de Ausbanc en Euskadi, expone el siguiente ejemplo para explicarlo. ”Si se invierte 1 millón de euros a un plazo de 1 año a un interés nominal del 4% al final del año, ese dinero ha producido un interés de 40.000 euros. Pero sí en vez de cobrar esos 40.000 euros al final el banco o caja ofrece la posibilidad de cobrar ese dinero en períodos trimestrales o semestrales, el poder disponer de ese dinero antes, supone un interés y eso es el TAE, la suma de los valores futuros de los flujos de interés”.

En productos ahorro: Recoge las liquidaciones de pago. Concretamente, es la tasa que realmente produce el dinero en juego. Aitor Beldarraín Begoña, delegado de Ausbanc en Euskadi, expone el siguiente ejemplo para explicarlo. ”Si se invierte 1 millón de euros a un plazo de 1 año a un interés nominal del 4% al final del año, ese dinero ha producido un interés de 40.000 euros. Pero sí en vez de cobrar esos 40.000 euros al final el banco o caja ofrece la posibilidad de cobrar ese dinero en períodos trimestrales o semestrales, el poder disponer de ese dinero antes, supone un interés y eso es el TAE, la suma de los valores futuros de los flujos de interés”.

0 Comentarios

¿Qué es el período de pago de intereses de un depósito bancario?

El periodo de pago o la liquidación de intereses es la periodicidad con la que se calcula el rendimiento generado por el dinero invertido y se abona en cuenta o se reinvierte en el mismo depósito. Existen diferentes liquidaciones como por ejemplo, diaria, mensual, trimestral, cuatrimestral, semestral, anual y al vencimiento.

0 Comentarios

Depósitos con interés anticipado

Los intereses se abonan en el momento de formalizar el contrato, pero no hay posibilidad de cancelación. Los depósitos con interés anticipado abonan éste en el momento de la imposición y por el plazo contratado, pero el importe es menor que en los depósitos corrientes y no hay posibilidad de cancelación ni de recuperar de manera anticipada el dinero invertido. Por ello, aunque brindan liquidez inmediata, conviene sopesar si se prefiere la anticipación en el cobro de los beneficios o en la disposición del capital.

Resultados inmediatos
La crisis y la consecuente falta de empleo y liquidez en la economía doméstica han determinado una mayor demanda de productos de inversión más flexibles, que brinden resultados inmediatos. Muchos pequeños inversores han cancelado sus productos financieros contratados, con el fin de obtener liquidez. En el caso de los planes de pensiones, supone que sólo en 2009 más de 41.000 desempleados realizaron rescates anticipados por el triple del importe recuperado en años anteriores.

En la batalla por ganar clientes que libran las entidades financieras desde el comienzo de la debacle, los devaluados fondos de inversión que brillaron en épocas de bonanza, han dado paso a los depósitos a plazo como los productos preferidos por los pequeños ahorradores. Al invertir se prefieren rentabilidades más moderadas y capital garantizado. Aunque los tipos de interés marcan mínimos históricos, las entidades bancarias compiten entre sí con la mejora de las condiciones de sus depósitos para ganar clientes. Entre ellas, destaca la anticipación de las ganancias.
Ver mas

0 Comentarios

Información sobre créditos personales

Es muy conveniente precisar todos aquellos detalles que no estén suficientemente claros, así como comparar los mismos productos financieros en más de una entidad. Habrá que informarse al detalle sobre las comisiones y gastos a afrontar, ya que la “letra pequeña” siempre es importante, máxime en el caso de la adquisición de un compromiso financiero a medio y largo plazo.

La cuesta de enero, los gastos extra navideños, el comienzo del curso escolar, las reformas en el hogar, la compra de un coche o los gastos inesperados se afrontan, en muchos hogares, mediante créditos personales. A diferencia de los créditos hipotecarios, en los que el plazo de amortización puede llegar a los 30 años, los prestamos personales se caracterizan por un plazo de devolución mucho más corto -entre un mes y cinco años-, un capital prestado no muy elevado -entre 3.000 euros y 60.000 euros- y un tipo de interés, al margen de la negociación particular con el banco, bastante alto -entre un 7 y un 10% T.A.E.- para que al banco le salga rentable prestar poco dinero a corto plazo.
Este tipo de interés más elevado también se debe a que la entidad bancaria corre mayor riesgo, pues no dispone de ningún tipo de aval en caso de producirse un impago, mientras que en los préstamos hipotecarios la garantía de pago es un bien inmueble, lo que faculta al banco a embargar la cosa hipotecada en caso de impago.

Ver mas