Preguntas frecuentes

0 Comentarios

¿Hay límites para los tipos de interés aplicados en los créditos rápidos?

No hay ningún tope legal para los tipos de interés en los créditos rápidos o en cualquier otro tipo de crédito.  Ahora bien, los créditos a un consumidor desde 150 hasta 20.000 euros deben cumplir determinadas condiciones recogidas en la Ley de Crédito al Consumo. Por ejemplo, los contratos deben constar por escrito, incluso aunque se hagan al margen de las entidades de crédito, y el consumidor debe tener un ejemplar.

El contrato ha de incluir necesariamente:

  • Las condiciones esenciales del contrato.
  • La Tasa Anual Equivalente o T.A.E. (o, al menos, el tipo de interés nominal anual, los gastos aplicables desde el momento en que se celebre el contrato y las condiciones en que podrán cambiarse).

El número y fecha o periodicidad de los pagos que debe realizar el consumidor para devolver el crédito, así como su importe total, cuando sea posible.  Los elementos que componen el coste total del crédito, especificando cuáles se incluyen en el cálculo de la T.A.E.

La empresa que ofrezca un crédito a un consumidor está obligada a entregarle antes de la firma del contrato, si se le solicita, un documento con las condiciones del crédito. Ese documento  se considerará oferta vinculante (es decir, que obliga al que la hace a respetar las condiciones) durante diez días hábiles. Asimismo, la publicidad sobre estos créditos deberá mencionar la T.A.E, siempre que haga referencia al tipo de interés o al coste del crédito.

0 Comentarios

¿A qué llamamos cambio de moneda? ¿Y cambio de divisa?

Se llama cambio de moneda a toda operación en la que un determinado activo, instrumento financiero o medio de pago (o sea, billetes, cheques, depósitos, préstamos, etc.) pasa de ser expresado en una determinada divisa (la moneda o unidad de cuenta de un país o zona económica) a estar en una divisa diferente.

Esta definición es más amplia de lo que normalmente se entiende por cambios de moneda, que suele ser la compraventa de billetes extranjeros: usted se va de vacaciones a Estados Unidos y cambia billetes de euros por billetes de dólares. Eso es efectivamente un cambio de moneda, pero hay muchas otras modalidades.

Así, serían operaciones de cambio el abono en una cuenta en euros de una transferencia recibida en dólares; el pago en euros de un cheque emitido en yenes, el envío de una transferencia de una familia residente en España a su hijo residente en otro país que no tenga el euro como moneda propia, los pagos con tarjeta en el extranjero fuera de la zona euro durante un viaje, etc. Son precisamente estas operaciones no relacionadas con dinero físico las que se conocen como “cambios de divisa”.

0 Comentarios

Sobre la reunificación de deudas

Actualmente pueden verse multitud de anuncios en los medios de comunicación ofreciendo reunificar todas las deudas y reducir el coste total de dichas financiaciones.

Esta práctica de reunificación no es nueva. Los bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito, desde siempre, ante riesgos de impago o problemas anunciados por sus deudores para hacer frente al cumplimiento de sus obligaciones, ofrecen alternativas a sus clientes para modificar las condiciones de pago pactadas y superar una dificultad sobrevenida a la hora de satisfacer sus diversos pagos.

La fórmula suele consistir en ampliar el préstamo hipotecario existente o bien concertar uno nuevo, y con los nuevos fondos obtenidos devolver anticipadamente los saldos pendientes del resto de préstamos (personales, procedentes del uso de tarjetas de crédito y, en el caso de un nuevo préstamo hipotecario, cancelar el anterior). Así se pasa a pagar una sola cuota, en lugar de varias como anteriormente.

0 Comentarios

¿Qué pasa si no se paga un credito personal?

Si usted se retrasa en los pagos periódicos o en la devolución de la cantidad del crédito que ha utilizado tendrá que abonar a la entidad los denominados intereses de demora, cuyo tipo suele ser muy superior al de los intereses ordinarios. La forma de calcular los intereses de demora viene en el contrato.

Además, las entidades podrían cobrarle una comisión por reclamación de cuotas impagadas, cuyo importe debe estar también recogido en el contrato  como sucede con las otras comisiones.

Embargo  – Pero, ¿qué pasa si la situación de impago se prolonga y usted no hace frente a esas deudas? Entonces, la entidad de crédito tiene derecho a intentar recuperar el dinero siguiendo el procedimiento establecido en la Ley de Enjuiciamiento Civil. Y dado que en los créditos con garantía personal el cliente responde con todas sus propiedades presentes y futuras, la entidad podría conseguir que un juez embargue sus bienes.

Avalistas – La situación es diferente si su crédito cuenta con la garantía adicional de uno o varios avalistas. En ese caso, cuando se produce el impago la entidad puede exigir directamente al avalista o avalistas el cobro de los pagos pendientes. Cada uno de los avalistas responde de forma solidaria de todas las obligaciones pendientes del cliente deudor, si así se hubiera pactado, como habitualmente sucede.

0 Comentarios

¿Cómo se paga un préstamo hipotecario?

Hay distintas formas de devolver (o amortizar) un préstamo hipotecario. La modalidad depende de la periodicidad de las cuotas (normalmente se pagan cada mes) y de la variación de su importe a lo largo del tiempo (si son constantes, crecientes o decrecientes). Otra posible opción es establecer un período inicial de carencia, durante el cual no se devuelve el capital sólo se pagan intereses, o bien no se paga nada.

Lo más habitual es que los préstamos recibidos de entidades de crédito se devuelvan mediante el pago de cuotas periódicas constantes (cada cierto tiempo, por lo general cada mes), en cuyo importe se incluye  una parte de intereses y otra parte de capital. Esta modalidad de devolución se conoce con el nombre de “sistema francés”.

Si usted va pedir un préstamo hipotecario, debería reflexionar sobre cuáles son sus expectativas de ingresos durante la vida de la operación y la seguridad de los mismos, y elegir en consecuencia el plan de amortización que más le convenga, de entre los que le ofrezca su entidad.

En todo caso, si contrata un préstamo a interés variable, cuando los tipos hipotecarios sean muy bajos debe prever un cierto margen para poder hacer frente a eventuales subidas.

Si la hipoteca es un crédito, la forma es distinta y podrá disponer de las cantidades que desee hasta el límite pactado, que podrá ir devolviendo, con sus intereses, hasta la fecha de su vencimiento.

No olvide que si así se ha pactado, podrá hacer reembolsos anticipados de su préstamo.

0 Comentarios

¿Cómo se puede comprobar si una entidad de crédito ha aplicado correctamente el tipo de interés estipulado?

Para comprobar si la entidad de crédito ha aplicado el tipo de interés estipulado correctamente se puede proceder de la forma siguiente, al margen de esos trámites administrativos, el ejercicio de la actividad bancaria exige cumplir, entre otros, los siguientes requisitos:

  • Ver en la escritura cuál es la fecha de revisión del tipo de interés variable (normalmente vendrá recogida en la cláusula financiera tercera de la escritura de préstamo hipotecario, sobre “intereses ordinarios”. Si no viene explícita, ver la fecha de firma).
  • Ver en la escritura cuál es el tipo oficial pactado, el diferencial y comprobar si dice “se aplicará el publicado antes de la fecha de revisión o el publicado x meses antes de la fecha de revisión”. El tipo de interés estipulado vendrá recogido, normalmente, en la cláusula tercera bis de la escritura de préstamo hipotecario.
  • Si dice solo “publicado o publicado en el BOE”, es uno de los tipos de referencia oficiales que el Banco de España publica todos los meses dentro de la sección Tipos de interés y tipos de cambio de su página en Internet, pero si dice “publicado en el Boletín de Anotaciones ” no corresponde a los oficiales.
  • Es importante destacar que los tipos de referencia oficiales se consideran difundidos oficialmente el día de su publicación en el BOE, aunque hayan sido divulgados en los periódicos con anterioridad.
  • Si en la escritura pone “publicado en el Boletín del Mercado de Deuda Pública de la fecha de revisión” deberá consultarse el tipo en el Boletín o dirigirse a Información Estadística del Banco de España.

0 Comentarios

¿Se puede redondear el tipo de interés de referencia en las revisiones de las hipotecas a tipo variable?

La Ley de Medidas de Reforma del Sistema Financiero aprobada en 2002 establece que el tipo de interés variable de las hipotecas formalizadas a partir de su entrada en vigor se podrá redondear como máximo al octavo de punto más próximo -al alza o a la baja- en el momento de su revisión periódica.

1 Comentarios

¿Cómo se fijan los tipos de interés para los préstamos hipotecarios?

En España, la gran mayoría de los préstamos hipotecarios se firman a tipo de interés variable, relacionado con un tipo de interés oficial de referencia. Los más habituales son el EURIBOR a un año , y el tipo de interés medio mensual de los préstamos hipotecarios concedidos por los bancos o las cajas de ahorro.

Los préstamos con garantía hipotecaria contratados a tipo de interés variable se revisan de acuerdo con las condiciones estipuladas en el contrato, normalmente cada semestre o cada año.

Para aumentar la transparencia del mercado, se han ido estableciendo unos tipos de interés oficiales de referencia para el mercado hipotecario (Resolución BE 21/1/1994 y CBE 8/90 -Anexo VIII-, modificada posteriormente por las CBE 5/94, 7/99 y 1/2000), que se publican todos los meses en el Boletín Oficial del Estado y son válidos a partir del día de su publicación.

El tipo de referencia más utilizado es el EURIBOR a un año, pero también se difunden los tipos de los préstamos hipotecarios, a más de 3 años, de bancos y cajas de ahorros para la adquisición de vivienda libre; los tipos de rendimiento interno de la deuda pública en el mercado secundario con vencimiento entre 2 y 6 años; el Indicador CECA, tipo activo; el tipo medio de los préstamos hipotecarios, a más de tres años, del conjunto de entidades y el MIBOR a un año (que ya sólo tiene carácter oficial para préstamos hipotecarios formalizadas con anterioridad al 1 de enero de 2000 y que es prácticamente idéntico al EURIBOR).

Los índices EURIBOR, MIBOR y de rendimiento interno de la deuda pública en el mercado secundario con vencimiento entre 2 y 6 años se publican en el BOE la primera semana de cada mes y el resto de índices, en torno al día 21.

El Banco de España publica todos los meses el valor de los índices oficiales y su fecha de entrada en vigor.

0 Comentarios

¿Es obligatorio contratar un seguro a favor de una entidad financiera cuando se suscribe una hipoteca?

Con carácter general, no existe ninguna norma que obligue a formalizar ningún contrato de seguro al suscribir un préstamo hipotecario o al subrogarse en otro preexistente.

No obstante, suele ser habitual que una entidad, para conceder un préstamo, exija del prestatario el cumplimiento de uno o varios requisitos adicionales (tales como domiciliar una nómina, contratar un plan de pensiones, contratar uno o varios seguros de determinadas características, etc.).

Por tanto, se debe verificar si la obligación de contratar dicho seguro figura o no pactada en las condiciones contractuales y, en caso afirmativo, también debe verificarse en qué términos está contemplada.

Igualmente, se debe contrastar si se regula la posibilidad de cambiar en el futuro de entidad aseguradora. Aunque se haya pactado la necesidad de mantener el seguro en vigor durante toda la vida del préstamo, no hay impedimento para que no se contemple la posibilidad de cambiar de aseguradora. Normalmente se exige para ello el visto bueno de la prestamista a la nueva compañía.

En todo caso, una vez formalizada la operación, las obligaciones de las partes se regirán por las cláusulas y condiciones que se hayan suscrito en los correspondientes documentos contractuales.

0 Comentarios

¿Cuáles son los requisitos para acogerse a las ayudas ofrecidas por el Gobierno para pagar las hipotecas?

Las últimas medidas de ayuda aprobadas para el pago de hipotecas vienen recogidas en el Real Decreto 1975/2008:

“Artículo 5. Condiciones para acogerse a la medida.

Los deudores de préstamos hipotecarios a los que se refiere el artículo 3 de este real decreto deberán encontrarse en alguna de las siguientes situaciones con anterioridad al 1 de enero de 2010 para poder beneficiarse de las medidas contempladas en este capítulo:

  • Ser trabajador por cuenta ajena en situación legal de desempleo y encontrarse en esta situación, al menos, durante los tres meses inmediatamente anteriores a la solicitud, así como tener derecho a prestaciones por desempleo, contributivas o no contributivas.
  • Ser trabajador por cuenta propia que se haya visto obligado a cesar en su actividad económica, manteniéndose en esa situación de cese durante un período mínimo de tres meses.
  • Ser trabajador por cuenta propia que acredite ingresos,  íntegros inferiores a tres veces el importe mensual del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples durante, al menos, tres mensualidades.
  • Ser pensionista de viudedad por fallecimiento ocurrido una vez concertado el préstamo hipotecario y, en todo caso, en fecha posterior al 1 de septiembre de 2008.

En el artículo 3 del capítulo II, Moratoria en el pago de los préstamos hipotecarios, se establece: “en todo caso, la aplicación de estas medidas exigirá el previo acuerdo entre el interesado y la entidad de crédito acreedora”.

0 Comentarios

¿Cuáles son los principales requisitos para obtener una tarjeta de crédito?

La mejor manera de obtener una tarjeta de crédito es dirigirse a su banco habitual, normalmente la tarjeta de crédito es un producto que los bancos ofrecen ligado a una cuenta corriente. No obstante, siempre hay entidades que ofrecen tarjetas de crédito con condiciones atractivas para captar nuevos clientes. En todo caso, trataremos de describir en las siguientes líneas el proceso de solicitar una tarjeta de crédito.

Principales requisitos para obtener una tarjeta de crédito:

Ver mas

0 Comentarios

¿Cuáles son las Comisiones, Cuotas e Intereses de las tarjetas de crédito?

Las aplican libremente las entidades emisoras o gestoras de cada tarjeta, sin que exista una normativa que fije los máximos y mínimos admisibles. La única obligación de estas entidades es informar sobre su existencia e importes.

Al principio, las tarjetas de débito eran de carácter gratuito. En la actualidad hay que pagar en todas las entidades una cuota anual que oscila entre 3 y 9 euros.

En cuanto a las tarjetas de crédito, se trata de contratos nada baratos que acuerdan el pago de una cuota en el momento de su concesión o renovación, generalmente por periodos anuales. Las tarjetas de cliente suelen ser gratuitas o tener un coste mínimo de emisión, ya que su finalidad es fomentar el consumo y la fidelidad de los clientes.

Ver mas